Los últimos días de los Dinosaurios


Los Dinosaurios no supieron que iban a extinguirse. Quizás porque eran animales y no tenían conciencia de su existencia, seguramente porque no existía la tecnología para conocer todos los fenómenos que estaban sucediendo. Inclusive, en medio del desastre, quizás estuvieron seguros de que sería algo pasajero, que no era un evento que significaría la extinción de su raza.

Los Dinosaurios eran los más grandes sobre la faz de la tierra. Dominaban todo donde habitaban. Los había terrestres, los que volaban, los que habitaban en el agua, los herbívoros, los carnívoros. En sus días eran comunes, y a pesar de que cohabitaban con los mamíferos y otras especies, eran los que dominaban todo. Sólo un evento cataclísmico pudo acabarlos, para dejar el espacio a las especies que emergían, entre los cuales estaban los homínidos.

En estos días leía un artículo donde hacían mención del concepto de «Inmigrantes Digitales», indicando que son aquellas personas que han vivido sin y con la vida conectada como la conocemos hoy en día, básicamente, sin internet. Y es que aquellos que nacimos antes de finales de los 70s tuvimos la oportunidad de vivir sin todo este mundo en el que ahora vivimos sumidos de manera irremediable. Me puse a pensar en eso y efectivamente recordé cómo eran las cosas antes de internet y el desarrollo tecnológico que nos rodea. De inmediato le comenté a mis amigos de la universidad este tema (a través de nuestro grupo de Whatsapp), y estuvimos hablando sobre el tema. Recordamos cómo uno hizo la primera página web de la Universidad; cómo desarrollamos nuestra primera base de datos; armamos nuestra primera computadora, y así tantas cosas propias de esos días de «primeras veces». Y en las oportunidades en las que le comento a los jóvenes con quienes trabajo que, por ejemplo, las tareas se hacían en la biblioteca donde no había ni una computadora, mucho menos Google, me miran de una manera que no logro definir si es admiración, incredulidad, o lástima por estar a punto de pasar a otro plano…

Hasta que leí el artículo, no había caído en cuenta que soy de los que recuerdan cuando el mundo no estaba conectado como hoy en día. Definitivamente, nuestros padres, los creadores de este nuevo mundo, dominaban la tierra. Interactuaban con otras especies menos avanzadas y dominantes, y se los comían cuando era necesario. Nosotros somos la descendencia de esa especie, únicos testigos del proceso de transformación que nos trajo al punto en el que estamos.

Hasta el momento en que leí el artículo no estaba consciente de que estoy entre un grupo que cada vez es menor. Asumo que no soy el único en esa situación, así como que inevitablemente nos extinguiremos sin poder hacer nada al respecto. Así como los dinosaurios, un día dejaremos de andar sobre la faz de la tierra. Inconscientemente estamos viviendo nuestros últimos días.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: