Aceptar o Crear el «nuevo normal»


Desde que iniciaron los días de la pandemia, se comenzó a hablar de «un nuevo normal», haciendo referencia al hecho de que nuestro mundo, el que cada uno de nosotros vivíamos y dábamos por sentado, cambió de manera abrupta y sin posibilidad alguna de volver a ser lo que fué. Quizás el mundo, nosotros, nos merecíamos éste «reinicio», quizás más que merecerlo, lo necesitábamos, ya que ahora se nos ha hecho muy presente la importancia de esos detalles diarios que llenaban nuestras vidas, y que ahora han desaparecido, con la gran duda de que puedan volver.

Muchas veces pensé que mis días eran monótonos, sin saber lo equivocado que estaba al vivir ahora unos días donde la incertidumbre está reducida casi a cero. Otras tantas pasó por mi mente todo lo que quisiera hacer «si tuviera tiempo», teniendo que enfrentarme ahora al monstruo del tiempo disponible, que me atormenta con cada minuto que pasa sin que haga algo de esa larga lista que me iba formando. Ante la situación que todos vivimos, mi primera reacción fué esperar a ver qué sucedía. Todos los días recuerdo los capítulos de la serie original, en blanco y negro, de «Perdidos en el Espacio», donde la familia Robinson tenía que aprender a sobrevivir en cada mundo al que por alguna razón llegaban, lo cual es básicamente lo mismo que vivimos mi familia y yo. Todos los días, y me refiero literalmente a TODOS los días, me conecto para trabajar con la gente de la oficina, lo cual sí es una repetición infinita de las mismas acciones, con la misma gente, a la misma hora, sobre los mismos temas…

Pero, somos nosotros los que debemos decidir si simplemente nos adaptamos a un mundo que cambia constantemente, o si por el contrario en medio de esos cambios inesperados e impensables que suceden a diario, nos convertimos en los creadores de nuestro espacio normal. Quizás la incertidumbre diaria de no saber lo que va a pasar nos mantiene expectantes, pero ya en estos momentos sabemos con detalle lo que va a suceder, lo que tenemos que hacer, y lo único que nos atormenta es la incertidumbre de lo que también sabemos que no va a suceder por ahora: que se declare el mundo libre de la pandemia. Entonces, nuestro «nuevo normal» ya no es tan «nuevo». Ya tenemos semanas viviéndolo y es hora de enfrentarlo y convertirlo en lo que necesitamos para bien de nuestra salud física y mental.

Al menos yo así lo decreto, y comienzo a implementar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: