La Certeza de la Incertidumbre


Photo by bruce mars on Unsplash

Nadie sabe lo que le depara el destino, y sencillamente no hay manera de adivinar el futuro por lo que se tiene que confiar en que todo irá bien, reforzando esa esperanza con las acciones que llevamos a cabo, las cuales ejecutamos convencidos de que son las mejores. Pero siempre hay algo, mucho, que está fuera de nuestro alcance y que introduce la incertidumbre en la que inevitablemente vivimos.

El año 2020 fué particularmente duro por la forma como nos envolvió y mantuvo en una tremenda incertidumbre. No sabíamos cuando iba a terminar la pandemia; no sabíamos cuando podríamos contagiarnos; no sabíamos quien podía traernos el virus, de manera que básicamente tuvimos que desconfiar de todo y de todos, y como sucede en la vida, la costumbre nos hizo sentir confianza, asumimos estar en control y todo se reinició. Ahora es como si estuviéramos en el primer día, pero con la experiencia de lo que vivimos, de manera que al menos sabemos lo que no debemos hacer, y si nos basamos en esa experiencia, con seguridad saldremos de ésta pesadilla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: