El Reto de Escribir


Esta semana tuve la oportunidad de leer la carta de renuncia de Bari Weiss al New York Times. Más allá del hecho de su renuncia, lo que me pareció más importante es lo que entiendo que fué una de sus razones.

Hay gente que decide correr, lanzarse en paracaídas, estudiar, y por supuesto escribir. Como sucede con toda actividad, en la medida en la que se practica se va desarrollando la habilidad que eventualmente lleva a la maestría. En este año en el que decidí dedicarme con mas formalidad a escribir, he podido descubrir que se hace tan intenso el cumplir con las metas establecidas como en cualquier otra actividad que se practique. Hay días en los que la inspiración es híper activa, y otros en los que no se siente nada como para plasmarlo, sin embargo la maestría se hace presente cuando se logra mantener la constancia a pesar de las circunstancias.

Con un compromiso de publicar semanalmente, así como de avanzar en 2 libros, me ha tocado ver la diferencia entre hacerlo cuando provoca, con respecto a hacerlo de acuerdo a un plan, y en medio de esa dicotomía, se me ha hecho presente la pregunta de por qué escribo?

Sin lugar a dudas, y en total acuerdo con muchos otros que también lo hacen, escribo en primer lugar para mi. Es una actividad que me permite organizar mis ideas, atender mi preocupación por trascender, y compartir lo que pienso y lo que hago. Obviamente habrá quienes disfruten de lo que comparta, así como otros que les parecerá una basura, pero en mi caso lo mas importante es que me guste a mi! Y atreverme a compartirlo tiene el único objetivo de hacer lo que considero un aporte. El tema es que actualmente las redes sociales han ido convirtiendo el arte de escribir en una actividad reactiva y con el objetivo de obtener una aprobación instantánea en la forma de “likes”. No podría yo decir que eso es malo, ya que es un producto de la disponibilidad de las nuevas tecnologías, sin embargo, introduce una opción que se debe tomar al momento de sentarse a escribir: hacerlo para recibir la mayor cantidad de “likes”, o simplemente para expresar lo que pienso y siento?. En algunas oportunidades se alineará ese hecho con la decisión al momento de escribir, pero en otras no, y quizás una opinión importante y necesaria no será compartida. En su carta, Bari Weiss establece: “I was always taught that journalists were charged with writing the first rough draft of history. Now, history itself is one more ephemeral thing molded to fit the needs of a predetermined narrative”.

Entonces, el reto de escribir consiste en simplemente hacerlo, independientemente de lo que genere lo que compartamos. Inevitablemente a veces lo haremos para que lo que la mayoría considera importante nos beneficie, otras porque es lo que nos importa independientemente de lo oportuno o aceptado que termine siendo.

En mi experiencia, escribir con la idea de que le guste a los demás es un gran error. Lo que se debe hacer es simplemente escribir, y el tiempo y las circunstancias se encargarán de lo demás.

Todos tenemos opiniones e historias para compartir, y el primer paso es escribirlas. A partir de allí el resto del proceso será mucho más fácil, así que si lo has pensado, toma tu papel y tu lápiz y comienza a hacerlo, sin pensar en mas nada, que eso que produzcas te guiará en los pasos posteriores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: